Modulado 3.0

if (bored) try { while ( ! ( this.succeed() )) } catch ( IhaveSoMuchTimeException e) {};

Preguntas que debes plantearte antes de usar Linux

Ayer leí una entrada en humor por horas que relata una mala experiencia al intentar hacer el cambio a Linux. Meditando en lo leído he imaginado cuantos cientos (quizás miles) de personas se frustran intentando migrar sus ordenadores personales al tan famoso “Linux”. Supongo, que quizás por las modas, o bien por la presión mediática en Internet, mucha gente se lanza a la aventura con la esperanza de encontrar la solución a sus frustraciones diarias con la informática, pero que en realidad, lo que consiguen es frustrarse una vez más.

Es por eso que estaba planteándome que cuestiones deberíamos pararnos a pensar antes de lanzarnos a dicha aventura, cuanto tiempo estamos dispuestos a invertir en el proceso (o cuanto estamos dispuestos a sacrificarnos), las ganas de aprender o adaptarnos a un sistema nuevo, incluso la flexibilidad con la que nos movemos delante de un ordenador.

Para empezar, yo creo que la cuestión principal que tenemos que plantearnos es si realmente queremos cambiar de sistema operativo por necesidad. Que no se trate del capricho de querer ir a la moda, algo que nos pierde a los seres humanos. Porque muchas veces le achacamos la culpa a quién no la tiene (véase por un mal uso del ordenador), y pensamos que si instalamos linux nuestros problemas van a desaparecer. En estos casos, el usuario que es torpe, lo seguirá siendo instale el sistema que instale.

Otra cuestión fundamental es la paciencia. Es crucial tener paciencia cuando damos un salto tan cuantitativo como lo es el cambiar de plataforma de trabajo. Muchas cosas nos resultarán familiares,  pero otras muchas nos serán completamente desconocidas, haciéndonos algunas veces incluso perder los nervios. A mis amigos siempre les recomiendo que se lo tomen con calma, no hay que tener prisa en estos casos, por eso normalmente les recomiendo algunos enlaces para que vayan leyendo, poco a poco, sobre características, buscadores de aplicaciones, alternativas, diferencias, etc. Para que, o bien se desilusionen o bien se den cuenta que realmente es lo que están buscando. Casi siempre en estos casos suelo recomendar lo mismo (aunque uno tuvo su momento radical hace años) y es que uno en la vida tiene que ser ante todo práctico. Si normalmente estás a gusto con tu sistema operativo y el conjunto de aplicaciones que usas, no hay necesidad de cambiar. Otra cosa bien distinta es que estás cansado de tirar de la mula para encontrar aplicaciones, para eso hay una solución sencilla, que es buscar aplicaciones Open Source para tu propia plataforma, sin necesidad de cambiar de sistema operativo, y es por eso mismo por lo que suelo pasar les enlaces para que vayan viendo que se puede prescindir del software pirata, aun usando windows.

Luego tenemos otro tipo de usuario, el que instala Linux para pasarse el día corriendo aplicaciones de windows (que normalmente son pirata) emuladas con wine. Este tipo de usuario también debería plantearse una cuestión moral y filosófica, ¿Para qué emular si puedes correrlo nativo? A esta pregunta he obtenido respuestas tan graciosas como “Porque linux es gratis y así no necesito tener windows pirata”, y créanme que me parece de lo mas curioso, teniendo en cuenta que la gran mayoría de juegos, programas y demás cosas emuladas eran normalmente descargadas de la mula con sus correspondientes serials y cracks… Normalmente este usuario suele ser fruto del caso anterior, por desconocer por completo que existen alternativas libres tan buenas o incluso mejores que sus semejantes propietarios. Y bueno, a veces no solo por desconocimiento, es que los hay burros brutos.

Por último, la cuestión mas importante, cuantas ganas tienes de leer, enfrentarte a solucionar nuevos problemas, aprender… Y cuando tiempo crees que te va durar la fuerza de voluntad en caso de que la respuesta a todo lo anterior sea positiva. No es suficiente pillar las cosas con mucha ilusión, pues tendemos a idolatrar, idealizar, etc, y en cuanto nos surge el primer problema, nos venimos a bajo.

Por eso mismo, y resumiendo, si dedicamos un tiempo a leer para documentarnos primero, quizás encontremos lo que buscamos, o quizás nos demos cuenta que lo que buscamos ya lo tenemos. No es ninguna deshonra usar windows como sistema operativo (Si en su día pagamos la licencia con el ordenador personal que adquirimos) como tampoco es ninguna panacea usar Linux, ni ninguna alternativa mágica que nos propongan. Lo fundamental radica en saber lo que realmente necesita uno, pero no siempre sabemos lo que queremos.

Además, con esto todos saldremos ganando. La comunidad de usuarios que usamos Linux nos quitaremos de encima muchos comentarios de usuarios frustrados quejándose con pataletas por haber fracasado en su intento (no es el caso de la entrada que mencioné al principio), Y ellos no seguirán acumulando frustraciones, previniendo posibles problemas cardíacos

Anuncios

Una respuesta a “Preguntas que debes plantearte antes de usar Linux

  1. Pingback:Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: